MONICIONES Y ORACIÓN DE LOS FIELES - CICLO C

Conmemoración de los Fieles Difuntos

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio

   

 

 Escritura:

Apocalipsis 7, 2-4.9-14; 1 Juan 3, 1-3;
Mateo 5, 1-12

ENTRADA

Bienvenidos todos a la celebración de la vida en el Señor. Recordamos y oramos, hoy, por todos los que nos han precedido en el camino a la casa del Padre.

Hoy, dejamos nuestros sufrimientos y miedos a los pies de Jesucristo que abrazó la muerte por nuestra salvación.

Nosotros estamos también llamados a alegrarnos y a resucitar a la vida con ellos.

La comunidad del Pilar se reúne aquí para celebrar la fe y la vida en el Señor.

Entonemos juntos el canto de entrada.

PRIMERA LECTURA

El profeta nos recuerda que todos los que tienen su nombre escrito en el libro escaparán a la muerte y brillarán como estrellas para siempre. Hay una promesa de felicidad y de vida hecha por Dios y Dios cumple su palabra.

Nosotros venimos aquí a recordar la promesa, a alimentar nuestra esperanza y a aprender a vivir para heredar la bendición de Dios.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

 

SEGUNDA LECTURA

El bautismo fue nuestra primera experiencia de muerte. Muerte al pecado y a la esclavitud. Esta muerte es la lucha de la vida cristiana.

Cristo, el que vive, es nuestra fuerza en esta lucha y nuestra gloria en la dificultad.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

EVANGELIO

Jesús es el que cumple todas las promesas. Es el que con los brazos siempre abiertos recibe a los que creen en él. La fe cura y salva a los hombres. La fe en Cristo salva y vence al gran enemigo del hombre: la muerte.

La palabra aquí proclamada nos ayuda a vencer nuestros miedos.

Escuchemos la proclamación del Evangelio.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Oremos por la Iglesia para que anuncie con fuerza a sus hijos el evangelio de la vida y del amor. Roguemos al Señor.

  2. Oremos por los gobernantes para que, disipando toda hostilidad, destruyan las armas que amenazan y matan a los humanos.

  3. Oremos por los jóvenes para que abandonen las adicciones dañinas, respeten la vida y crezcan en el amor al bien.

  4. Oremos por todos los enfermos de la parroquia, por los que viven solos y por los ancianos para que vivan con esperanza en medio de la debilidad y la prueba.

  5. Oremos por todos los difuntos de nuestra comunidad para que descansen en la paz y en los brazos amorosos de Dios Padre.