MONICIONES Y PRECES - CICLO A

FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA: JESÚS, MARÍA Y JOSÉ

P. Félix Jiménez Tutor, escolapio

   

 

 Escritura:

Eclesiástico 3, 2-6.12-14;Colosenses, 3, 12-21;
Mateo 2, 13-15. 19-23

ENTRADA

Bienvenidos a esta eucaristía en el tiempo de Navidad, tiempo de amor y de familia.

La liturgia quiere honrar hoy a la Sagrada Familia: José, María y Jesús. Y la Iglesia ofrece a sus hijos un modelo de familia.

Nuestra parroquia es también una familia que busca conocer la voluntad de Dios, que quiere obedecer a su Padre Dios y que quiere dejarse guiar por el Espíritu.

Celebremos esta eucaristía como el banquete familiar que Jesucristo ofrece a todos sus hijos.

Entonamos el canto de entrada.

PRIMERA LECTURA

El amor cubre una multitud de pecados y la amabilidad para con los padres es como una ofrenda hecha a Dios que nos purifica del pecado.

Hoy, todos somos invitados a hacer algún gesto de perdón y de amor hacia los padres, hermanos y familiares.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

SEGUNDA LECTURA

Pablo nos recuerda nuestra condición de hijos de Dios. Los bautizados debemos revestirnos con el traje de la amabilidad, la humildad y la paciencia.

Esposos y esposas, padres e hijos, a todos se nos recuerda que debemos hacerlo todo en el nombre del Señor si queremos permanecer unidos.

Escuchemos la proclamación de la Palabra de Dios.

EVANGELIO

José, María y Jesús eran una familia normal y como todas las familias conoció el sufrimiento y el destierro.

José, guiado por Dios, cuida de la familia, sortea peligros y cumple el plan de Dios.

Escuchemos la proclamación del evangelio.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Dios es la fuente de la autoridad.

Oremos por todos los constituidos en autoridad para que alimenten, fortalezcan e inspiren a todos los confiados a su custodia.

  1. Dios nos llama a vivir en armonía.

Oremos por todas las familias de la comunidad para que vivamos unidos buscando siempre la voluntad de Dios.

  1. Dios perdona nuestros pecados.

Oremos para que Dios nos conceda la gracia de perdonar a todos y especialmente a nuestros familiares.

  1. Dios es Dios de amor.

Oremos para que todos nosotros experimentemos el amor de Dios y lo podamos extender a toda la comunidad.

  1. Dios es el Dios de la vida.

Oremos por todos nuestros familiares difuntos y (nombres…) para que Dios los asocie a la familia de los redimidos.